Psicología de la Sexualidad y la Pareja

Posts Tagged ‘sacerdotes


Sé que los que habéis sufrido este tipo de agresiones podéis estar todavía traumatizad@s. No obstante, ya que siempre se procura que no habléis de esto, bajo amenazas, os ofrezco la posiblidad de que contéis vuestra experiencia, con el ánimo de que podáis desahogar algo que nunca es facil de contar y tenga un efecto terapéutico en vosotros y vosotras. NO estáis solos.
Os invito a que uséis el anonimato si lo consideráis necesario. Gracias.

Dejo aquí un video documental sobre los abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos



Site Meter

Directorio de Blogs


He encontrado casi de casualidad el blog de Juan Masiá Clavel, un excelente teólogo católico experto en Bioética. Reproduzco aquí  parte de un artículo suyo por el intachable análisis y opciones posibles ante una situación que bien nos puede ocurrir a cualquiera. A los hombres y mujeres casados, a los comprometidos con el celibato por motivos religiosos, etc. Masía contesta desde su condición de sacerdote y jesuita, pero las opciones que plantea bien pueden servir para las parejas.

[…] La respuesta anterior anima a la periodista a disparar al corazón, cambia del usted al tú de repente y me dice: “Última pregunta. Te reto a que me contestes. No me negarás que te habrás enamorado alguna vez después de tu opción de celibato. ¿Qué pasa entonces con esa tentación?”

Le contesto: Pero, mujer, ¿cómo llamas tentación a lo que es una gracia? La tentación, en todo caso, vendrá después, si viene. Además, déjame que te interpele. Cuando hablas de tentación, ¿crees que la única tentación se llama acostarse? Venga, hagamos fenomenología desde la experiencia.

Una persona, varón o mujer, con opción de celibato se encuentra en una situación de enamoramiento. Analicémosla. Lo primero de todo, descubre un amor (si es que le llega la pubertad con retraso), o bien confirma (si es que ya lo había descubierto antes) que es capaz de querer y ser querida. Por tanto, es una gracia.

Pero, a continuación, se plantean preguntas lacerantes: ¿Es lo mismo estar eamorado y amar? ¿Se puede amar más y mejor? ¿Se puede amar sin sufrir? Si no quieres sufrir no ames, pero si no amas, ¿para qué quieres vivir? ¿Dónde están los límites entre el amor y la posesividad, dependencia o dominación? ¿No viola la dignidad de las personas la sugerencia de prometer lo que no podemos dar, el fomentar expectativas de amor exclusivo que no vamos a satisfacer?…

No he hecho más que poner unos pocos ejemplos de cuestionamientos que se plantean a quien no quiera caer en la tentación de no elegir.(Esa es la gran tentación y no las llamadas tentaciones carnales, que se quedan en la superficie).

Pues bien, estas situaciones pueden tener los siguientes desenlaces posibles:

1) Con ocasión del enamoramiento, descubre esa persona célibe que debería cambiar su opción y, tras discernirlo, opta en paz por un cambio de ruta en su vida.

2) No quiere cambiar su opción; por una parte,las fuertes represiones que tiene no le permiten tampoco ceder a sus impulsos, pero al mismo tiempo siembra expectativas en la otra persona, con lo cuál la daña y se daña.

3) No quiere cambiar su opción, pero se desliza por la pendiente resbaladiza de comportamientos ambiguos (que a veces se han llamado una “tercera vía”), facilitados a su vez por la otra persona. Se producen entonces situaciones de doble vida que, a la larga, no ayudan a ninguna de las dos y pueden llegar a repercutir en daño o escándalo de terceras personas.

4) Se pone a la defensiva, se endurece y aparenta frialdad y moral estricta, se incapacita para amar y, por tanto, se incapacita para su ministerio.

5) Y queda la “quinta alternativa”. La “quinta alternativa” (pierdo el pudor al contarla) es algo sublimemente maravilloso y doloroso al mismo tiempo. Pesa tanto la opción fundamental, que no se abandona el camino elegido. Pero se camina sin escolta, es decir, sin la coraza defensiva de frialdad y endurecimiento; se opta, no por querer menos sino más y mejor; se elige día a día una elección, que no se podría elegir por las propias fuerzas. Se reconoce (con temor y temblor) que hay límites que poner. Si era gracia enamorarse, es gracia el aprender a amar más y mejor, a no dejar de querer sin que se dañen mutuamente quienes se quieren.

Esta última quinta alternativa la aprendí de dos personas: una de ellas, un amigo, enamorado de su mujer, pero cautivado por otra, que superó la crisis. Otra, una buena amiga, cuyo trato me hizo comprender que es posible la amistad entrañable entre célibes más allá de la polarización en la sexualidad. (Quienes me entienden me entienden y entienden por qué no entienden quienes no me entienden…)

Al llegar a este punto, concluye la entrevista. La periodista se ha emocionado un poco y dice que no sabe qué va a hacer para editar todo este material. La tranquilizo. Ya tengo el vicio de editar y lo voy a sacar por mi cuenta en el blog en forma de serial.

Se despide cariñosamente la periodista y salimos del café. Me quedo mirándola salir, con esa ternura que con que mira a una joven cuarenta años menor que uno quien no ha tenido hijas ni nietas. Y sigo subrayando con el bolígrafo el pensamiento del filósofo hermeneuta Paul Ricoeur: “lo que empezó por una casualidad, se cultivó en una relación y se consolidó al dar el paso de elegir con una apuesta, acaba por convertirse en un destino, a fuerza de reelegir día a día tu elección”. […]



Site Meter


Me acabo de enterar de que según la iglesia la mujer también tiene derecho a llegar al orgasmo (sólo la casada, no exageremos). A ver ahora como se lo explicamos a nuestras madres y abuelas. A buenas horas…

Pues sí, tengo delante un libro publicado en el año 1954, es decir, de la época preconciliar, que se titula “Para Mejor Confesar” y fue el manual del confesor para los seminaristas de los años 60. Es curioso este librito. Todo él está redactado en castellano excepto la parte sexta, que tiene amplios textos en latín ¿Imagináis la razón? Pues muy sencillo, como describe los actos sexuales y variantes, el latín evitaba que los seminaristas pequeños o adolescentes supieran de sexo antes de tiempo. Y digo yo que, también serviría como estímulo pedagógico para aprender bien el latín. ¿No?

Bueno, pues dice el libro que lo primero que tienen que aprender los esposos es el conocimiento técnico de las relaciones sexuales (¡) que se denomina “habilidad profesional” (nº 716) Así va relatando DE ACTIBUS CUM COPULA CONNEXIS, DE COPULARE DURATIONE, LOCO (lugar), DE COPULARUM FRECUENTIA, LAMBERE GENITALIA (sexo oral), INCHOARE COPULAM IN VASE PRAEPOSTERO (sexo anal). Merece la pena detenerse en éstos últimos. Tras relatar en qué casos sería pecado (en caso de frigidez de la mujer es recomendable el sexo oral. En el sexo anal sólo sería pecado si hay eyaculación con intención de sodomizar), añade una nota aclaratoria:

“Esta forma de obrar, aunque salga de lo ordinario, no es pecado mortal. Si usted la considera necesaria para que todo vaya bien ni siquiera es pecado –con mayor razón si es su consorte quien toma la iniciativa.”.(nº 745)

En el nº 747 Describe, en castellano, lo que el confesor debe decir al marido sobre las dificultades de la mujer para llegar al orgasmo vaginal, lo escribo literalmente, mayúsculas incluidas:

…para que no sea así, el marido delicado, abnegado debe mostrarse atento para adivinar y comprender la privación que sufre tal vez su mujer. Debe pensar que si ella no se queja es quizá por pudor […] No olvide que se trata de su DEBER DE ESTADO DE MARIDO; está usted obligado en caridad y aún en justicia a procurar a su esposa el placer al cual ella tiene derecho”

Y por último describe cómo hacer llegar al orgasmo a la mujer, lean, lean, que hasta sin saber latín se entiende

ergo quotiescumque corporum conjunctio cum membri virilis motibus non sufficiunt, completam delectationem uxor inquirere potest, durante copula sirve mariti tactibus sive etiam propiis. […] uxor vero plenam satisfactionem non requierens actibus copulam

¿No es la iglesia responsable del machismo que impera en la sociedad?



Site Meter


Estadísticas desde 1-12-2008

  • 2,491,333 visitas

TODOS LOS ARCHIVOS

Todas las posturas y posiciones del Kamasutra . Fantasear con otr@. amar con los ojos vendados. Aprender a acariciar. Los viejos verdes. Eyaculación precoz. Mitos de la masturbacion femenina. El sexo en la vejez. Tipos de amor. El petting, caricias sin sexo. Todos contra la violencia doméstica. Vídeo documental sobre el clítoris. la masturbación femenina. Derechos sexuales. Lencería. sexualidad femenina y tabú . Fantasear con una agresión sexual. Desear a través de los sentidos. Video para estimular el punto G. Permamentemente excitada. Tipos de amor. El hombre multiorgásmico. Beneficios del orgasmo. Mitos sobre quedar embarazada. Embarazo sin eyacular en la vagina. Es erótico este vídeo? Fingir el orgasmo. Razones para hacer sexo oral. Mitos de la infidelidad. Crisis normativas de la pareja. Eyaculación precoz. Ir al urólogo. Eyaculación retardada o inhibida. Un masaje erótico para ella . Mitos sobre la infidelidad . Mitos sobre la pareja . Sexo en la vejez Aumento salarial para el pene Lo que cuesta embarazar a tu mujer Tener un orgasmo con la bicicleta Las mujeres van al medico No hago otra cosa que pensar en TI . Enseñar a las mujeres a hacer una paja . ¿Puedo quedar embarazada durante la menstruación? . Selector de posiciones sexuales . ¿Existe la pareja ideal? ¿Cómo saber si mi mujer es virgen? ¿Importa el tamaño del pene? Pornografía para mujeres . Los tacos y el sexismo . El beso . Vaginismo . Anorgasmia femenina . Dificultades para llegar al orgasmo . El orgasmo femenino .

Archivos