Psicología de la Sexualidad y la Pareja

Posts Tagged ‘hijos


Tanto si hablamos de relacion de pareja, o entre padres e hijos,  o amistad. La capacidad de ponernos en el lugar de otro, va a faciltar saber cómo se siente y comprenderle. La falta de empatía sin embargo produce el efecto contrario, frialdad, incomprensión y daña las relaciones hasta romperlas en muchos casos.

Os dejo un artículo sencillo y claro sobre la empatía:

Uno de los elementos clave que forma parte la inteligencia emocional, es la empatía, la cual pertenece al dominio interpersonal. La empatía es el rasgo característico de las relaciones interpersonales exitosas.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de empatía? La empatía no es otra que “la habilidad para estar consciente de, reconocer, comprender y apreciar los sentimientos de los demás”. En otras palabras, el ser empáticos es el ser capaces de “leer” emocionalmente a las personas.

Es sin duda una habilidad que, empleada con acierto, facilita el desenvolvimiento y progreso de todo tipo de relación entre dos o más personas. Así como la autoconciencia emocional es un elemento importantísimo en la potenciación de las habilidades intrapersonales de la inteligencia emocional, la empatía viene a ser algo así como nuestra conciencia social, pues a través de ella se pueden apreciar los sentimientos y necesidades de los demás, dando pie a la calidez emocional, el compromiso, el afecto y la sensibilidad. Veamos su importancia.

El Radar Social

Si por un lado, un déficit en nuestra capacidad de autoconciencia emocional nos lleva a ser vistos como analfabetos emocionales (iletrados en el “abc” del reconocimiento de las propias emociones), una insuficiencia en nuestra habilidad empática es el resultado de una sordera emocional, pues a partir de ello, no tardan en evidenciarse fallas en nuestra capacidad para interpretar adecuadamente las necesidades de los demás, aquéllas que subyacen a los sentimientos expresos de las personas.

Por ello la empatía es algo así como nuestro radar social, el cual nos permite navegar con acierto en el propio mar de nuestras relaciones. Si no le prestamos atención, con seguridad equivocaremos el rumbo y difícilmente arribaremos a buen puerto. Revisemos ahora con detenimiento en qué nos es útil.

A través de los cristales del otro

No es raro que se crea comprender al otro sólo en base a lo que notamos superficialmente. Pero lo peor puede venir al confrontar su posición con la nuestra y no “ver” más allá de nuestra propia perspectiva y de lo aparentemente “evidente”.

Debemos saber que nuestras relaciones se basan no sólo en contenidos manifiestos verbalmente, sino que existen muchísimos otros mecanismos llenos de significado, que siempre están ahí y de los que no siempre sabemos sacar partido. La postura, el tono o intensidad de voz, la mirada, un gesto e incluso el silencio mismo, todos son portadores de gran información, que siempre está ahí, para ser decodificada y darle la interpretación apropiada. De hecho, no podemos leer las mentes, pero sí existen muchas sutiles señales, a veces “invisibles” en apariencia, las cuales debemos aprender a “leer”.

Un individuo empático puede ser descrito como una persona habilidosa en leer las situaciones mientras tienen lugar, ajustándose a las mismas conforme éstas lo requieran; al saber que una situación no es estática, sacan provecho de la retroalimentación, toda vez que saben que el ignorar las distintas señales que reciben puede ser perjudicial en su relación. Es también alguien que cuenta con una buena capacidad de escucha, diestra en leer “pistas” no verbales; sabe cuando hablar y cuando no, todo lo cual le facilita el camino para influenciar y regular de manera constructiva las emociones de los demás, beneficiando así sus relaciones interpersonales. Pueden ser buenos negociadores, orientados hacia un escenario donde todas las partes salgan ganando.

Por otro lado, las personas débiles en esta habilidad tienen dificultades para “leer” e interpretar correctamente las emociones de los demás, no saben escuchar, y muchas veces son ineficientes leyendo las señales no verbales, razón por la que pueden evidenciar una torpeza social, al aparecer como sujetos fríos e insensibles. Está claro que la insensibilidad a las emociones de los demás socava las relaciones interpersonales. Los individuos que manifiestan incapacidad empática no saben leer su radar social, motivo por el que –algunas veces sin proponérselo– dañan la intimidad emocional de quienes tratan, pues al no validar los sentimientos y emociones del otro, éste se siente molesto, herido o ignorado.

En el grado extremo de la carencia de esta habilidad están, por una parte, los alexitímicos (personas incapaces de expresar los propios sentimientos y de percibir adecuadamente los de terceros) y, por la otra, los elementos antisociales o los psicópatas, quienes guardan poca o ninguna consideración por los sentimientos ajenos y pueden más bien, en muchos casos, manipularlas en propio beneficio.

Cualquier tipo de relación, amical, marital, familiar o de trabajo, puede verse afectada por esta capacidad. De hecho, investigaciones diversas demuestran que es una habilidad esencial en muchas ocupaciones, especialmente en aquéllas que tienen que ver con el trato al público, las ventas, las relaciones públicas, los recursos humanos, la administración, por citar algunas. Lo cierto es que sus aplicaciones pueden ser diversas, en la formación de líderes, en estudios de identificación de necesidades organizacionales y/o del mercado, en consultoría organizacional, en psicoterapia, en medicina, entre otros. En todas éstas es una habilidad crucial para alcanzar la excelencia.

Dentro de otros zapatos

El proceder con empatía no significa estar de acuerdo con el otro. No implica dejar de lado las propias convicciones y asumir como propias la del otro. Es más, se puede estar en completo desacuerdo con alguien, sin por ello dejar de ser empáticos y respetar su posición, aceptando como legítimas sus propias motivaciones.

A través de la lectura de las necesidades de los demás, podemos reajustar nuestro actuar y siempre que procedamos con sincero interés ello repercutirá en beneficio de nuestras relaciones personales. Pero ello es algo a lo que debemos estar atentos en todo momento, pues lo que funciona con una persona no funciona necesariamente con otra, o es más, lo que en un momento funciona con una persona puede no servir en otro con la misma.

Mahatma Gandhi sostenía alguna vez lo siguiente «las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista»; en coherencia con ello, él decidió no proceder con violencia en su propósito por lograr la independencia de su país, y contra todo pronóstico la “resistencia pacífica” que propulsó fue el arma decisiva en la consecución de la ansiada liberación de su patria, la India.

Ciertamente no tenemos que ser como Gandhi para darnos cuenta que existen sutiles “armas” que podemos usar en beneficio propio y de los demás, que no son para destruir sino para hacer florecer relaciones provechosas en aras de nuestro crecimiento como seres humanos. Finalmente, no es exagerado sostener que las bases de la moralidad misma pueden hallarse en la empatía, en la cual a su vez (al ser llevada con integridad) está la raíz del altruismo.

http://data.terra.com.pe/decideya/Profesion_Vocacion/edicion_6/empatia.asp

Site Meter


La mayoría de los niños de 12 años ya están listos para saber acerca del sexo y la reproducción. Quieren saber sobre las relaciones sexuales y relaciones sociales. Necesitan saber acerca de las infecciones transmitidas sexualmente, los métodos anticonceptivos, y las consecuencias del embarazo durante la adolescencia. Y necesitan saber como todo esto puede afectar su vida.

Los jóvenes deben aprender como decir “no” y entender lo que es el “sexo seguro.” El “sexo seguro” reduce el riesgo de transmitir infecciones transmitidas sexualmente. Deben saber como tener relaciones sin herirse o herir a otras personas. Y deben saber que ellos son responsables por lo que hacen.

Los adolescentes pueden ser blancos fáciles para los malos consejos y la presión de sus amistades y compañeros(as). Asegúreles que su sexualidad y sus sentimientos son normales. Los jóvenes homosexuales necesitan aun más seguridad de que son normales.

Todos los adolescentes tienen que tomar decisiones sexuales. Los padres y sus niños pueden considerar la siguiente lista de preguntas. Los padres pueden pensar como ellos hubieran contestado estas preguntas cuando ellos eran niños:

* ¿Estas apenado de ser “virgen?”
* ¿Sabes como protegerte contra el embarazo y las infecciones?
* ¿Te están presionando a tener relaciones sexuales?
* ¿El tener relaciones sexuales te hará sentirte diferente sobre ti mismo(a)?
* ¿Crees que el tratar de ser popular es una buena razón para tener relaciones sexuales?
* ¿Estas considerando tener relaciones sexuales por que estas enojado(a) con tus padres?
* ¿Sabes cuales son tus limites?
* ¿Vas a poder decirle a tus compañeros sexuales cuales son tus limites?
* ¿Estas emocionalmente y económicamente preparado(a) para aceptar las consecuencias de un embarazo o de una enfermedad?

CONSEJOS PARA PADRES

* Sea un buen ejemplo para demostrar a los niños como se enriquece la vida a través de los valores.
* Asegúreles que son normales.
* Desarrolle la  auto-estima de sus hijos — reconozca sus talentos y logros, de consejos constructivos y evite la critica y el castigo.
* Respeta la privacidad del adolescente tanto como valora su privacidad. No curiosee.
* Use nombres correctos para los órganos sexuales y los comportamientos sexuales.
* Aproveche los “momentos oportunos para la enseñanza.” El embarazo de una amistad, chismes en el vecindario o programas en la televisión pueden ayudar a empezar una conversación.
* Incluya temas como la orientación sexual, el abuso sexual y la prostitución.
* Sea claro en cuanto a sus valores y déjeles saber a los jóvenes que hay otras personas con diferentes valores sobre la sexualidad. Enséñeles que es importante respetar esas diferencias.
* No use tácticas para asustarlos para evitar que los jóvenes tengan relaciones sexuales — eso no funciona.
* De respuestas honestas, cortas y sencillas.
* Admita cuando no sabe la respuesta. Podemos ayudarles a nuestros niños a encontrar la respuesta en un libro o algún otro lado.
* No asuma nada. Por ejemplo, si el niño o la niña le pregunta “¿Qué edad tiene que tener para tener relaciones sexuales?” no quiere decir, “Estoy pensando en tener relaciones sexuales.”
* Que sepan los niños que usted está disponible y acostumbre a compartir lo que esta pensando y sintiendo.
* Hágales preguntas aunque ellos no las hagan — preguntas sobre lo que piensan y lo que saben.
* Decida lo que quiere decir acerca de sus sentimientos y valores antes de hablar.
* Deje que sus expresiones faciales, el tono de voz y el lenguaje del cuerpo apoye lo que dice con las palabras.
* Conozca el mundo en que viven nuestros niños. ¿Que presiones están viviendo? ¿Que es lo que ellos consideran normal?

Nuestros niños viven en una época en donde pueden criarse con la información sobre la salud sexual que necesitan para expresar y celebrar su sexualidad mientras se protegen ellos y a sus parejas contra el daño emocional y físico.

Autora — Susan Newcomer Ph.D.
Actualización — Chelsea Nelson
Traducción — Emi Canahuati



Site Meter


15 Mitos o Creencias Erróneas sobre las Relaciones de Pareja


Este es un listado sobre algunos mitos o creencias erróneas sobre las relaciones de pareja. El mantener estos mitos como verdades universales puede causar muchos problemas e insatisfacción.

1. El romanticismo favorece la duración y felicidad de la relación. La relación de pareja no sólo se nutre de romanticismo, primero porque no se puede ser romántico todos los días y segundo porque el romanticismo está unido a la idea de ser y estar siempre apasionado, cosa imposible en una convivencia.

2. Si es amor verdadero se sabrá desde el primer encuentro. La verdad es que la mayoría de las personas toman algo más de tiempo para conocer a la pareja y saber que es con quien deseamos pasar una gran parte de la vida.

3. Si no siento celos, es que no amo de verdad a mi pareja. Los celos indican percepción de amenaza, percibes que podrías perder o tener que compartir con otra persona a un referente emocional que está contigo en este momento. Una relación en la que la pareja se siente segura el uno del otro no tiene porqué dejar espacio a los celos.

4. Si estás enamorado, no puedes sentirte atraído por otras personas. El amor no atrofia la capacidad de atracción por otras personas. Es natural sentirse atraído por otras personas y esto no significa que se ame menos a la pareja. Para muchas personas la fidelidad suele considerarse como una prueba más de amor ya que a pesar de que te gusten otras personas, mantienes el acuerdo de exclusividad alcanzado en la relación.

5. Si de verdad me ama no necesita salir ni estar con nadie más.
Es cierto que dos enamorados desean pasar gran parte del tiempo juntos, pero también es necesario que cada uno tenga su propio espacio.

6. El amor se mantiene inalterable con el tiempo. Es un mito que hay que desterrar. Es muy probable que el amor se mantenga con la misma intensidad que tuvo en el inicio de la relación, pero para que ocurra hay que construirlo y “alimentarlo”.

7. Amar significa adivinar lo que el otro quiere y necesita. La adivinación de pensamiento no existe. Eso de pensar que por amor el otro va hacer y cubrir todas mis expectativas funciona en contra de la pareja. La persona que piensa esto no se expresa y sólo espera con grandes expectativas que el otro le responda cómo ella quiere.

8. Si el amor es verdadero, el sexo será siempre maravilloso. Según esta falsa idea, cuando llega el amor, trae bajo el brazo un avanzado manual sobre las mejores y más placenteras técnicas sexuales. La persona no puede saber de manera espontánea lo que le gusta y disgusta al otro. Esto sólo se logrará con el tiempo y una buena comunicación.

9. El “buen” sexo contribuye a la relación en pareja
. Los tiempos de sexualidad de varón y mujer son diferentes y no siempre se encuentran. La sexualidad sólo es un área de la relación: si funciona mal no significa que la pareja funcione mal (o viceversa). En este caso hay que resolver los problemas sexuales para que ese aspecto mejore. Tampoco es correcto pensar que los problemas de convivencia se pueden resolver a través del sexo.

10. Mejor contar todo. El “sincericidio” (como han llamado algunos especialistas al hecho de que un miembro de la pareja cuente todo lo que hace, siente o piensa) es un mito. Existen sectores de la intimidad del ser humano que es bueno preservar. Además, hay cosas que una persona siente y que si las dice puede herir al otro. Lo primordial es pensar antes de hablar, ya sea para no causar daño o porque realmente lo que se piensa decir no va a ayudar al crecimiento de la pareja.

11. La convivencia prematrimonial asegura un matrimonio más satisfactorio y duradero. Esto representa un mito pues no da una seguridad del 100 por ciento. En algunos casos funciona y en otros no. A veces se puede tener una convivencia “feliz” en este período, pero cuando se legaliza la unión pueden comenzar los conflictos de pareja.

12. Los problemas de pareja durante el noviazgo se terminan cuando los novios conviven o se casan. Este es un mito basado en la creencia de que durante la convivencia se va a lograr “cambiar” al otro. Es un gran error, porque nadie tiene que cambiar a nadie. En realidad, para que una pareja funcione lo básico es respetar al otro tal como es y poder llegar a negociaciones para adaptarse a las diferencias que incomodan.

13. Casarse ante la ley es asumir con mayor compromiso la relación de pareja. Esto funciona de acuerdo con cada pareja. Hoy, según algunas estadísticas, funciona mejor no firmar papeles, pero depende de otras circunstancias que no tienen nada que ver con la seriedad o el compromiso. El firmar o no papeles no es garantía de que la convivencia funcione.

14. Contigo, pan y cebolla.
Una de las causas principales del divorcio tiene que ver con lo económico. Hoy el tema pasa a ser algo muy importante, sobre todo cuando hay que tomar grandes decisiones respecto a este asunto. Generalmente hoy las parejas entran en conflicto cuando en momentos de crisis económica aparecen cuestionamientos sobre quién aporta más dinero o quién despilfarra más.

15. La llegada de los hijos resuelve los problemas de la pareja. Si una pareja tiene problemas de convivencia, los mismos persistirán a pesar de la felicidad que ocasiona el nacimiento de los hijos. Además, es injusto hacer que los chicos carguen con semejante misión. Lo primordial es tratar de resolver los problemas antes de la llegada de los hijos; de no ser así, ya no sólo serán dos los que sufran a causa de una convivencia conflictiva.

Por: Lic. Giovanni R. Benvenuto. Tomado de http://gsol.awardspace.com



Site Meter


Dentro del ciclo vital de la pareja y la familia se dan crisis, conflictos que es necesario afrontar y según de qué forma se resuelvan encaminarán el futuro de la relación.

Entendemos por crisis NORMATIVAS aquellas que son esperables por la pura evolución temporal de la pareja, y crisis NO NORMATIVAS son aquellas que surgen de situaciones excepcionales, como pérdida de trabajo, pérdida de familiares, enfermedades, etc.

Por ahora vamos a centrarnos en las crisis normativas.

1. COMPROMISO EN LA PAREJA

Cuando dos personas deciden formalizar su relación afectiva con la convivencia, bien sea casándose o simplemente siendo pareja de hecho se enfrenta a la formación del sistema marital o conyugal, que necesariamente traerá una reestructuración de las relaciones con la familia extensa de origen así como la inclusión de los amigos de ambos cónyuges.

2. EL PRIMER HIJO

Es habitual la crisis en este periodo puesto que tenemos que readaptar el sistema conyugal para dar cabida a los hijos. Aparece un nuevo subsistema, el parental, que obliga a reajustar los nuevos roles junto  al sistema conyugal, sobre todo los primeros años de vida del hijo, que acapara de forma predominante a la madre. También en este periodo es necesario dar cabida a los roles de abuelos de la familia extensa. Muchas veces oímos a padres jóvenes desencantados decir que su mujer ha dejado de ser esposa para ser madre. Es necesario ser conscientes de los cambios sistémicos que produce el primer hijo.

3. HIJOS EN ETAPA ESCOLAR

En este periodo se incluye el subsistema escolar que marcará también la creación de nuevos roles. También cuando se tiene más de un hijo es necesario tener en cuenta el sistema Fraterno, que es independiente de los nombrados anteriormente, Parental y Conyugal. en esta etapa es importante el manejo que se tenga del afecto así como de las normas y límites a imponer a los hijos desde la autoridad del sistema parental. En este sentido es frecuente que se produzcan desacuerdos en la forma de educar a los hijos.

4. PAREJAS CON HIJOS ADOLESCENTES

En esta etapa los hijos diferenciarán su propio yo respecto a su familia de origen, por eso es frecuente el conflicto, la desidealización de los padres, que lejos de ser negativa, les ayudará a cristalizar su propia identidad. Esto no tiene por qué asustar a los padres de los cambios de comportamiento siempre dentro de unos límites, puesto que esa incompresión generacional puede derivar en problemas de comportamiento más graves.

Los padres a su vez tienen la tarea de por un lado mantener los límites necesarios pero a la vez flexibilizarlos para que los adolescentes puedan comenzar a entrar y salir del sistema parental y puedan desarrollar sus relaciones con los pares. Esta es la etapa donde el grupo social tiene un rol importantísimo en la formación de valores del adolescente.

En esta etapa, los padres se sitúan con frecuencia en la mitad de su vida, y no están exentos de otros problemas, como es la evaluación que se hace de lo conseguido hasta el momento (crisis de la edad adulta) con sus frustraciones por proyectos no conseguidos, decepción ante las aspiraciones personales que ahora se ven limitadas, etc. Otro problema frecuente  que afecta al sistema conyugal y parental en esta etapa es la preocupación por los abuelos, que van necesitando cada vez más la ayuda de sus hijos adultos, con lo que hay que gestionar tiempos y recursos para cada subsistema.

5. INDEPENDIZACIÓN DE LOS HIJOS

Que los hijos salgan del hogar supone permitir la entrada y salida frecuente de ellos en los sistemas familiares. Comienza una relación de los padres con los hijos de adulto a adulto. Es necesaria una renegociación del sistema conyugal, que vuelven a quedarse solos como pareja tras años de dedicación a los otros subsistemas. No es raro que se reconozca que ahora falta intimidad, comunicación con nuestra pareja.

La independización de los hijos supone, cuando se casan o conviven con sus respectivas parejas, reestructurar de nuevo las relaciones para dar cabida a la familia política y a los nietos que vendrán.

Pero este periodo es especialmente significativo para los padres puesto que suele coincidir con los cambios fisiológicos de la edad, menopausia en la mujer y declive sexual también en el hombre, así como la aparición de enfermedades y con frecuencia tener que afrontar la muerte de los abuelos, y a veces también del propio cónyuge.

Es precisamente en esta etapa donde, con frecuencia, se produce la infidelidad como una nueva forma de buscar las sensaciones perdidas, la pasión de antes, como una respuesta de escape a la rutina, a la juventud y vitalidad perdidas que la edad te impone con realismo. Enamorarse de nuevo de otra persona hace tener la falsa percepción de que rejuvenecemos. Se trata de buscar algo que despierte los sentidos, la pasión, pensando que se ha fracasado o llevado mal la pareja por que si no, no se habría perdido el atractivo por nuestro compañero o compañera.

6. LAS ULTIMAS ETAPAS DE LA VIDA

En esta etapa pueden ser frecuentes las discrepancias de los abuelos con sus hijos respecto a la crianza y educación de los nietos. Es una etapa también donde la prejubilación o jubilación impone la exploración y adaptación a nuevos roles sociales. Se afronta también el mantenimiento del funcionamiento propio y de la pareja. También es es momento de que los hijos abran ese espacio a la experiencia  y sabiduría de los mayores, que puede ayudar a los hijos teniendo cuidado de no sobrecargarlos.

Por último, la sucesión de pérdidas que vamos afrontando de nuestros cónyuges, hermanos y en ocasiones de los propios hijos, nos va preparando para afrontar nuestra propia muerte.



Site Meter


Estadísticas desde 1-12-2008

  • 2,501,706 visitas

TODOS LOS ARCHIVOS

Todas las posturas y posiciones del Kamasutra . Fantasear con otr@. amar con los ojos vendados. Aprender a acariciar. Los viejos verdes. Eyaculación precoz. Mitos de la masturbacion femenina. El sexo en la vejez. Tipos de amor. El petting, caricias sin sexo. Todos contra la violencia doméstica. Vídeo documental sobre el clítoris. la masturbación femenina. Derechos sexuales. Lencería. sexualidad femenina y tabú . Fantasear con una agresión sexual. Desear a través de los sentidos. Video para estimular el punto G. Permamentemente excitada. Tipos de amor. El hombre multiorgásmico. Beneficios del orgasmo. Mitos sobre quedar embarazada. Embarazo sin eyacular en la vagina. Es erótico este vídeo? Fingir el orgasmo. Razones para hacer sexo oral. Mitos de la infidelidad. Crisis normativas de la pareja. Eyaculación precoz. Ir al urólogo. Eyaculación retardada o inhibida. Un masaje erótico para ella . Mitos sobre la infidelidad . Mitos sobre la pareja . Sexo en la vejez Aumento salarial para el pene Lo que cuesta embarazar a tu mujer Tener un orgasmo con la bicicleta Las mujeres van al medico No hago otra cosa que pensar en TI . Enseñar a las mujeres a hacer una paja . ¿Puedo quedar embarazada durante la menstruación? . Selector de posiciones sexuales . ¿Existe la pareja ideal? ¿Cómo saber si mi mujer es virgen? ¿Importa el tamaño del pene? Pornografía para mujeres . Los tacos y el sexismo . El beso . Vaginismo . Anorgasmia femenina . Dificultades para llegar al orgasmo . El orgasmo femenino .

Archivos