Psicología de la Sexualidad y la Pareja

Posts Tagged ‘coito


El interés de la mujer por el sexo se acaba cuando tiene la menopausia.

No es cierto por varias razones. La mujer que frecuentemente está preocupada por si se queda embarazada, muchas veces en la menopausia logra la tranquilidad necesaria para poder disfrutar del sexo de forma más plena. Es verdad que en la menopausia se produce con cierta frecuencia cambios en el deseo, en la lubricación vaginal, pero ésta última por ejemplo puede ser solventada utilizando los lubricantes vaginales que existen en el mercado y que facilitarán la penetración.

Toda mujer debe ser capaz de alcanzar el orgasmo mediante el coito.

Flaco favor nos hizo Freud diciendo que la mujer que no alcanza el orgasmo si no es a través del clítoris, es que tenía un orgasmo incompleto e inmaduro. Hoy se sabe que apenas un 25% de las mujeres logra el orgasmo en la penetración, y siempre que haya estimulación clitoridiana de una forma u otra. El clítoris es el órgano sexual de la mujer y si no existe, porque lo han extirpado, como sucede en muchas culturas, es imposible tener un orgasmo. Por otro lado, la vagina no tiene terminaciones nerviosas, por tanto, lo que sucede en el coito es que indirectamente se estimula el clítoris desde las paredes vaginales, pero con frecuencia esto es insuficiente para que la mujer logre el orgasmo, por ello es recomendable que ANTES o DURANTE la penetración exista la suficiente excitación que favorezca el orgasmo durante el coito.
El hecho de que los varones desconozcan estas características, y que tengan la expectativa de que ellos sí lo conseguirán (provocar el orgasmo en el coito) es una de las razones fundamentales de las mujeres para fingir el orgasmo y así satisfacer a su pareja, haciéndole creer que lo ha conseguido pero quedándose ellas sin la posibilidad de experiementarlo, pues se da por terminada la relación sexual. Esto a la larga produce cansancio en las mujeres y puede provocar en el futuro problemas en la propia relación de pareja. Lo mejor es hablar claramente con la pareja, conocer el propio cuerpo mediante la masturbación y enseñar a nuestro acompañante qué es lo que nos gusta y qué no.



Site Meter


MY HUMPS (Alanis Morissette)

¿Lo habéis probado?

Tenemos muy asociado en la cabeza que si comenzamos las caricias hay que llegar hasta el final en la relación sexual y desperdiciamos o infrautilizamos esta variante como fuente de placer y cariño.

Se trata de acariciarse en pareja, estimular las diferentes partes erógenas de nuestro cuerpo, -no sólo las genitales- pero sin llegar al coito y sin necesariamente llegar al orgasmo. Dar y recibir cariño, caricias de otra manera.

Esta práctica es muy adecuada para aumentar la intimidad y el deseo en la pareja acariciándose en distintos momentos del día.

También es muy recomendable para aquellas adolescentes que se inician en la sexualidad y no quieren llegar al coito. Además es de gran ayuda para ir descubriendo las distintas zonas erógenas y saber qué tipo de caricias nos gustan más.

De paso se desterrará el mito de que cuando un hombre tiene una erección ha de liberarla para que se descongestione ya que puede ser peligroso. No pasa nada si no tiene ni orgasmo ni eyaculación.

Muy recomendable también para aquellos hombres que por cualquier razón no pueden tener una erección. O mujeres que tienen también otras disfunciones sexuales, como la anorgasmia, deseo sexual hipoactivo, etc

Os dejo un vídeo de Greenpeace que me ha gustado. Curioso montaje sobre caricias.

Forestlove





Las estadísticas hablan de que hasta un 75% de las mujeres fingen el orgasmo durante el coito. La razón que esgrimen con frecuencia, en la actualidad, suele ser por complacerle a él, porque le hace ilusión creer esa ficción (ojo, hay más razones). Sin embargo todo tiene una historia. En la antigüedad, no tener orgasmo en la relación sexual significaba que la mujer ya estaba satisfecha, por tanto era sospechosa de adulterio con las consabidas consecuencias que esa sospecha acarreaba. Se fingía por supervivencia.

Muchas mujeres piensan que fingir en el coito salva su relación de pareja pero, sobre todo, cubre su vergüenza para hablar de ello. No es raro que piense. en un primer momento, que ella no es “normal” por no llegar al orgasmo, cuando en las revistas y videos eróticos aparecen siempre mujeres que lo alcanzan y disfrutan mucho más de lo que ella es capaz. Es su secreto.

También algunos hombres fingen el orgasmo, aunque en una proporción mucho menor.

Posiblemente fingir sea uno de los grandes problemas de las relaciones sexuales. No sólo porque el engaño no facilita la intimidad, la confianza en la pareja, sino que, además, le impide a ésta conocer lo que le gusta y poder aprender. Es como la pescadilla que se muerde la cola, como no nos satisface, fingimos y perpetuamos la situación al negar la posibilidad de cambio, con lo que llevará al cansancio y aburrimiento, o al tópico “hoy no, que me duele la cabeza”

Una vez que ya hemos hecho gala de nuestras habilidades interpretativas ante nuestro hombre, -la mayoría de los varones piensan que su mujer es de las que no fingen, eso significa que lo hacemos muy bien- convendría dejar los ensayos teatrales para las estudiantes de arte dramático y empezar a plantearnos disfrutar también nosotras del sexo.

El hecho de fingir el orgasmo puede estar encubriendo disfunciones sexuales que tienen tratamiento y por tanto solución. Como el deseo sexual hipoactivo (hasta un 40% de mujeres y un 15% de hombres), un trastorno de la excitación (hasta un 22% de mujeres y 20% de hombres) o la anorgasmia (hasta un 45% de mujeres y un 4% de hombres).

Es fundamental que haya comunicación sincera entre ambos y que, sobre todo las mujeres, sean capaces de hablarle de sus gustos, de los problemas que tienen, de qué no les satisface, si es cansancio porque tiene una jornada agotadora (trabajo, casa, niños…) si es por falta de caricias preliminares, si es porque se emplea un tiempo insuficiente, etc. Si no se puede solucionar dentro de la pareja, es recomendable acudir a la psicoterapia para descubrir las causas y ponerle remedio.

La Gota De Rocio – Silvio Rodriguez

Site Meter


Estadísticas desde 1-12-2008

  • 2,492,257 visitas

TODOS LOS ARCHIVOS

Todas las posturas y posiciones del Kamasutra . Fantasear con otr@. amar con los ojos vendados. Aprender a acariciar. Los viejos verdes. Eyaculación precoz. Mitos de la masturbacion femenina. El sexo en la vejez. Tipos de amor. El petting, caricias sin sexo. Todos contra la violencia doméstica. Vídeo documental sobre el clítoris. la masturbación femenina. Derechos sexuales. Lencería. sexualidad femenina y tabú . Fantasear con una agresión sexual. Desear a través de los sentidos. Video para estimular el punto G. Permamentemente excitada. Tipos de amor. El hombre multiorgásmico. Beneficios del orgasmo. Mitos sobre quedar embarazada. Embarazo sin eyacular en la vagina. Es erótico este vídeo? Fingir el orgasmo. Razones para hacer sexo oral. Mitos de la infidelidad. Crisis normativas de la pareja. Eyaculación precoz. Ir al urólogo. Eyaculación retardada o inhibida. Un masaje erótico para ella . Mitos sobre la infidelidad . Mitos sobre la pareja . Sexo en la vejez Aumento salarial para el pene Lo que cuesta embarazar a tu mujer Tener un orgasmo con la bicicleta Las mujeres van al medico No hago otra cosa que pensar en TI . Enseñar a las mujeres a hacer una paja . ¿Puedo quedar embarazada durante la menstruación? . Selector de posiciones sexuales . ¿Existe la pareja ideal? ¿Cómo saber si mi mujer es virgen? ¿Importa el tamaño del pene? Pornografía para mujeres . Los tacos y el sexismo . El beso . Vaginismo . Anorgasmia femenina . Dificultades para llegar al orgasmo . El orgasmo femenino .

Archivos