Psicología de la Sexualidad y la Pareja

¿Y si me enamoro de otra persona?

Posted on: 22 abril 2009


He encontrado casi de casualidad el blog de Juan Masiá Clavel, un excelente teólogo católico experto en Bioética. Reproduzco aquí  parte de un artículo suyo por el intachable análisis y opciones posibles ante una situación que bien nos puede ocurrir a cualquiera. A los hombres y mujeres casados, a los comprometidos con el celibato por motivos religiosos, etc. Masía contesta desde su condición de sacerdote y jesuita, pero las opciones que plantea bien pueden servir para las parejas.

[…] La respuesta anterior anima a la periodista a disparar al corazón, cambia del usted al tú de repente y me dice: “Última pregunta. Te reto a que me contestes. No me negarás que te habrás enamorado alguna vez después de tu opción de celibato. ¿Qué pasa entonces con esa tentación?”

Le contesto: Pero, mujer, ¿cómo llamas tentación a lo que es una gracia? La tentación, en todo caso, vendrá después, si viene. Además, déjame que te interpele. Cuando hablas de tentación, ¿crees que la única tentación se llama acostarse? Venga, hagamos fenomenología desde la experiencia.

Una persona, varón o mujer, con opción de celibato se encuentra en una situación de enamoramiento. Analicémosla. Lo primero de todo, descubre un amor (si es que le llega la pubertad con retraso), o bien confirma (si es que ya lo había descubierto antes) que es capaz de querer y ser querida. Por tanto, es una gracia.

Pero, a continuación, se plantean preguntas lacerantes: ¿Es lo mismo estar eamorado y amar? ¿Se puede amar más y mejor? ¿Se puede amar sin sufrir? Si no quieres sufrir no ames, pero si no amas, ¿para qué quieres vivir? ¿Dónde están los límites entre el amor y la posesividad, dependencia o dominación? ¿No viola la dignidad de las personas la sugerencia de prometer lo que no podemos dar, el fomentar expectativas de amor exclusivo que no vamos a satisfacer?…

No he hecho más que poner unos pocos ejemplos de cuestionamientos que se plantean a quien no quiera caer en la tentación de no elegir.(Esa es la gran tentación y no las llamadas tentaciones carnales, que se quedan en la superficie).

Pues bien, estas situaciones pueden tener los siguientes desenlaces posibles:

1) Con ocasión del enamoramiento, descubre esa persona célibe que debería cambiar su opción y, tras discernirlo, opta en paz por un cambio de ruta en su vida.

2) No quiere cambiar su opción; por una parte,las fuertes represiones que tiene no le permiten tampoco ceder a sus impulsos, pero al mismo tiempo siembra expectativas en la otra persona, con lo cuál la daña y se daña.

3) No quiere cambiar su opción, pero se desliza por la pendiente resbaladiza de comportamientos ambiguos (que a veces se han llamado una “tercera vía”), facilitados a su vez por la otra persona. Se producen entonces situaciones de doble vida que, a la larga, no ayudan a ninguna de las dos y pueden llegar a repercutir en daño o escándalo de terceras personas.

4) Se pone a la defensiva, se endurece y aparenta frialdad y moral estricta, se incapacita para amar y, por tanto, se incapacita para su ministerio.

5) Y queda la “quinta alternativa”. La “quinta alternativa” (pierdo el pudor al contarla) es algo sublimemente maravilloso y doloroso al mismo tiempo. Pesa tanto la opción fundamental, que no se abandona el camino elegido. Pero se camina sin escolta, es decir, sin la coraza defensiva de frialdad y endurecimiento; se opta, no por querer menos sino más y mejor; se elige día a día una elección, que no se podría elegir por las propias fuerzas. Se reconoce (con temor y temblor) que hay límites que poner. Si era gracia enamorarse, es gracia el aprender a amar más y mejor, a no dejar de querer sin que se dañen mutuamente quienes se quieren.

Esta última quinta alternativa la aprendí de dos personas: una de ellas, un amigo, enamorado de su mujer, pero cautivado por otra, que superó la crisis. Otra, una buena amiga, cuyo trato me hizo comprender que es posible la amistad entrañable entre célibes más allá de la polarización en la sexualidad. (Quienes me entienden me entienden y entienden por qué no entienden quienes no me entienden…)

Al llegar a este punto, concluye la entrevista. La periodista se ha emocionado un poco y dice que no sabe qué va a hacer para editar todo este material. La tranquilizo. Ya tengo el vicio de editar y lo voy a sacar por mi cuenta en el blog en forma de serial.

Se despide cariñosamente la periodista y salimos del café. Me quedo mirándola salir, con esa ternura que con que mira a una joven cuarenta años menor que uno quien no ha tenido hijas ni nietas. Y sigo subrayando con el bolígrafo el pensamiento del filósofo hermeneuta Paul Ricoeur: “lo que empezó por una casualidad, se cultivó en una relación y se consolidó al dar el paso de elegir con una apuesta, acaba por convertirse en un destino, a fuerza de reelegir día a día tu elección”. […]



Site Meter

4 comentarios to "¿Y si me enamoro de otra persona?"

Hola Losbutilio está claro que hay que adecuar las respuestas a la situación de una persona casada:
1.- Cambia su opción, se da cuenta de que erró en su matrimonio y se casa con otra persona.
2.- No quiere dejar lo que tiene, a su pareja, pero coquetea con la otra
3.- No quiere dejar a su pareja pero se embarca en otra relación y la mantiene en secreto, a veces esto dura por años.
4.- Esta es más exclusiva del sacerdote o religioso/a
5.- Estás casado, te enamoras de nuevo, pero quieres a tu mujer e hijos, y esa trayectoria común que se ha fraguado durante años. Te sientes dividido por el nuevo amor, pero al final se habla para dejarlo en una amistad fecunda, y que no dañe a tu pareja y familia a la que también quieres y respetas.
Por lo menos yo lo entendí así cuando lo leí.

No era para aquí este comentario, pero como en donde quise ponerlo no me dejó la máquina, lo instalo aquí, porque tiene alguna relación con el asunto:

Ahora ando un poco pillado de tiempo, pero en cuantito encuentre un rato disponible, expondré mi particular visión de la sexualidad femenina. Hablaré, por supuesto, del famoso y nunca visto punto G. Ya anticipo que está bastante más arriba de lo que normalmente se cree. Y ancho, es tan ancho como la luna. De alto ya no sé qué decir.

Algunas reflexiones interesantes, pero como ateo en otras difiero por mi forma de ver y entender la vida, como es lógico por otra parte.

Como esto no es tuyo, no lo comento, que ya lo hice en su ocasión y momento.
Sólo aquí digo, que es muy oportuno haberlo puesto, aunque me temo que no será de general aceptación. Cosas de la vida, que sorprende.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas desde 1-12-2008

  • 2,508,174 visitas

TODOS LOS ARCHIVOS

Todas las posturas y posiciones del Kamasutra . Fantasear con otr@. amar con los ojos vendados. Aprender a acariciar. Los viejos verdes. Eyaculación precoz. Mitos de la masturbacion femenina. El sexo en la vejez. Tipos de amor. El petting, caricias sin sexo. Todos contra la violencia doméstica. Vídeo documental sobre el clítoris. la masturbación femenina. Derechos sexuales. Lencería. sexualidad femenina y tabú . Fantasear con una agresión sexual. Desear a través de los sentidos. Video para estimular el punto G. Permamentemente excitada. Tipos de amor. El hombre multiorgásmico. Beneficios del orgasmo. Mitos sobre quedar embarazada. Embarazo sin eyacular en la vagina. Es erótico este vídeo? Fingir el orgasmo. Razones para hacer sexo oral. Mitos de la infidelidad. Crisis normativas de la pareja. Eyaculación precoz. Ir al urólogo. Eyaculación retardada o inhibida. Un masaje erótico para ella . Mitos sobre la infidelidad . Mitos sobre la pareja . Sexo en la vejez Aumento salarial para el pene Lo que cuesta embarazar a tu mujer Tener un orgasmo con la bicicleta Las mujeres van al medico No hago otra cosa que pensar en TI . Enseñar a las mujeres a hacer una paja . ¿Puedo quedar embarazada durante la menstruación? . Selector de posiciones sexuales . ¿Existe la pareja ideal? ¿Cómo saber si mi mujer es virgen? ¿Importa el tamaño del pene? Pornografía para mujeres . Los tacos y el sexismo . El beso . Vaginismo . Anorgasmia femenina . Dificultades para llegar al orgasmo . El orgasmo femenino .

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: